Desde  tiempos  inmemoriales  la  familia  Palma Bravo  ha  estado ligada  al
cultivo y  comercio  del  cacao  fino  de aroma  o  cacao Arriba  en  las tierras
manabitas, particularmente en  el cantón Flavio Alfaro. Dicha  zona es  en  la
actualidad uno de los remanentes de auténtico cacao nacional, no habiendo  
entrado  en  la zona, por  diferentes  circunstancias, variantes  de  la  planta
de  menor  calidad, situación   por  otro   lado  ya   común   en  casi  todo  el
resto  del   Ecuador, por  quienes   han  preferido  privilegiar  el  rendimiento
sobre la calidad.

La  producción   del   cantón  todavía  se  la  realiza   como   hace   décadas,
con   niveles   de   producción   bajos,   lo    que  otorga   una   garantía   de  
obtener un producto cultivado de manera natural y orgánica.

Igualmente y lamentablemente, como desde hace décadas atrás, el producto
tradicionalmente  se  lo  ha comercializado  dentro  del  mismo  esquema de
explotación que se arrastra desde los  últimos años de la colonia. Esto es, el
pequeño agricultor ha dependido del pequeño comerciante, éste del mediano,
éste del  exportador y éste  de las grandes  empresas multinacionales de los
países desarrollados. Es más que conocido que  dentro de todos los actores
de este proceso, la distribución de los ingresos va en función de los recursos
que  se dispone, siendo  principalmente  los últimos  señalados quienes han
hecho prevalecer el poder  del capital para fijar condiciones de negociación
y  precios. Desde   fines  del  siglo  XVII  hasta  la  fecha  la  situación   poco
ha cambiado.

Palma Bravo  se  ha  propuesto romper  este esquema   y se ha fijado como
meta contribuir con el  comercio justo  para promover  una relación comercial
equitativa  entre  productores y consumidores. Es así que  se ha agrupado a
los productores como parte de asociaciones, se los capacita técnicamente y
en  aspectos  de  índole social, se   les ha  enseñado a valorar  la calidad del
producto y la producción sostenible, a cuidar el medio ambiente y sobre todo
se les paga precios que contribuyan a su derecho  de   llevar una vida digna,
evitando intermediarios y pagando en condiciones más  que ventajosas,

Asimismo
Palma Bravo se encuentra emprendiendo un proceso ambicioso de
industrialización del cacao nacional, como parte del compromiso de desarrollo
de nuestro país y como  forma  de  garantizar los ingresos justos que requiere
el agricultor y las decenas de colaboradores que trabajan con nosotros..
Un poco de historia:
telf.: 593-9-91318826
info@palmabravo.com
Ecuador